11 jul. 2010

Goodbye Berlin


Como todo lo bueno se acaba , ya estoy de vuelta de mis vacaciones en Berlin. Me he puesto ciega a cerveza y salchichas y he cambiado por completo mi opinion de los alemanes.
Tenía en mente el prototipo aleman, estricto y meticuloso, cabezas cuadradas y tecnología punta.

JA!, son unos viva la pepa, a veces me daba la impresion de estar en Holanda en vez de Alemania, Bicicletas incluidas.

Lo primero que me sorprendió era ver a la gente tomandose sus cervecitas
en el metro como si nada,botellines claro, las latas no deben de hacerles gracia porque hasta las maquinas dan botellin. Y además de poder ir con tu birra puedes montar a tu perro, pagando su billtete.
Otro mito a la porra el frio, voy y pillo una ola de calor!! nada que envidiar a nuestro terral, menos mal que llevaba algunos vestiditos veraniegos que me salvaron el pellejo los días clave.
Os pongo algunas de las fotos de los sitios en los que he estado, muy turistico todo.

A parte de Berlin estuvimos en Postdam, si teneis oportunidad no os lo podeis perder es precioso, lleno de palacetes e inmensos jardines de estilo Versalles. Eso si si podés haceros con una bici mejor.
Yo me llevé de Postam un recuerdo en la piel, debo ser un caramelito para los insectos y me acribillaron. Menuda historia pedir en la farmacia Polaramine, la dependienta ni papa de ingles y yo ni papa de aleman, menos mal que mediante gestos y dibujitos conseguí que me entendiera. Me vendió la version alemana de polaramine, o eso creo yo, lo mismo me he estado untando hemoal por todo el cuerpo.

Tambíén estuve en el Kadewe, donde me volví loca en la planta de chocolate, y en la de art&craft que hice la mitad de mis compras.Una pena que cerraran a las 8, y no me dio tiempo a más que si no...

En conjunto han sido unas buenas vacaciones, me lo he pasado muy bien ronchas incluidas.